La lección de un fracaso

Juzgas inconforme,
buscas apartándome.
Me miras,
me hablas, me tratas
queriéndome...
Contradicciones que desvarían;
promesas,ruegos,peticiones,
¿para qué las hacías?
Me cansa el lamento,
me aburre la espera.
Me atormenta lo perplejo,
me duele que mientas.
Te olvido si me olvidas,
pero me dejas las marcas
de cada una de tus palabras
doliendo porque creí que contigo 
sería diferente.
Pero resultaste ser incoherente.
Un error más que me hace impotente.
Sólo un reflejo que confundí.
Me alejo, te vas...
Quizás no soy yo quien perdí.
Aunque la cicatriz permanezca
guardada entre recuerdos,
se que esto es algo que necesitaba aprenderlo.
No más falsos intentos,
no más riesgos,
ni siquiera juramentos
sin hechos de por medio.
No entregarlo todo,
no sin recibir.
No creencias en palabras,
ni caricias de papel;
se arrugan, se borran,
se pierden sin llegar a ser.
Todo parece mentira ahora...
Abres los ojos
y ves que el viento sopla,
pero que nada de lo que te toca
podrá ser cierto,
y si quieres averiguarlo
hazlo sin descubrir antes tus sentimientos.
¡Yo se que puedo!
yo se que seguiré caminando,
y si te encuentro,
a ti, mi sueño,
quiero tener el corazón muy despierto
¡Yo se que puedo!

2 comentarios:

  1. ME ENCANTA CHICO, ERES MUY GRANDE. TE QUIERO :33

    ResponderEliminar
  2. jajaja Gracias guapa, pero soy una chica!!! jaja :)

    ResponderEliminar